top of page

¡PRESENTE MAESTRO! Los Debates entre la Comunicación y la Evaluación a Distancia


¿Debe la comunicación intermitente limitar a la evaluación?


¿Cómo diversificar la comunicación en la educación a distancia?


¿Cómo promover aprendizajes relevantes y duraderos?


Sin duda alguna, la complejidad del acto de la docencia se intensifica en el contexto de la educación a distancia, resultando una realidad hologramática (Morín, citado por Chacón, 2015) y dinámica, donde las listas de asistencia han cambiado por los tres niveles de comunicación que se han identificado entre alumnos, padres y docentes; situación que busca explicarse mediante las dos perspectivas siguientes, ante las múltiples que pudieran existir:


  • Estos índices de comunicación sostenida, intermitente y no existente, pueden tener una variabilidad o cambio continuo en diferentes periodos de tiempo, sobre todo en el caso de los dos primeros (comunicación sostenida e intermitente), además de que no existen criterios o parámetros claros y definidos sobre los mismos, por ejemplo, para saber cuando considerar a un alumno como intermitente. Por lo tanto un alumno de comunicación intermitente puede pasar en cierto periodo a sostenida o viceversa.


  • Por otro lado, aunque existan alumnos y padres, que por condiciones económicas, tecnológicas o geográficas, no puedan tener una comunicación sostenida con el docente por los medios que éste considere en general para su grupo, sino más bien mediante vínculos intermediarios, como puntos de repartición y entrega de trabajos en sus localidades o comunicación entre sus compañeros vecinos; ello no significa tajantemente, que no cumplan con algunos o la mayoría de los trabajos requeridos.


En relación con lo anterior, se presenta una controversia o falta de claridad interpretativa, entre lo que señala el Acuerdo 26/12/20 sobre los criterios de la evaluación del aprendizaje en el periodo de contingencia sanitaria, en cuanto a colocar la leyenda de "Información Insuficiente" cuando el alumno se encuentre en comunicación y participación intermitente, ya que las prácticas de los docentes, acerca de la evaluación sumativa, pueden disentir en relación con el reporte de calificaciones de los periodos de evaluación, en otras palabras, quizás los docentes en su autonomía pedagógica y conforme a sus criterios, determinen que ciertos alumnos que se encuentran en comunicación intermitente, cuentan con información suficiente para ser evaluados en algunos de los periodos de evaluación.



También es menester analizar, las posturas de los docentes, en cuanto a la elección de medios de comunicación homogéneos para la educación a distancia de su grupo y que pudieran abrir las brechas de la desigualdad e inequidad para una probable minoría en condiciones distintas.



De esta forma, impulsar una comunicación, y sobre todo, participación, mucho más permanente y perdurable de los alumnos, padres y docentes, tiene como prerrogativa, diversificar los medios y alternativas que se adecuen más a las condiciones de cada estudiante; dado que una gran experiencia que nos ha dejado la educación distancia, es que ahora el diagnóstico de los alumnos debe también considerar:


* La conectividad y los dispositivos electrónicos con los que se cuente en casa.


* Los espacios para el aprendizaje en el hogar.


* El nivel de apoyo académico que puedan ofrecer los padres.


Por dichas razones, así como el docente en su práctica pedagógica debe realizar una diversificación curricular que atienda los diferentes estilos y ritmos de aprendizaje de los alumnos, es necesario que también diversifique los medios y alternativas de comunicación y aprendizaje, considerando las múltiples condiciones de sus alumnos en la educación a distancia, de tal forma, que en la medida de las posibilidades, se haga llegar información (trabajos solicitados, guías, etc.) a dichos alumnos para su aprendizaje, y que la misma, este diseñada bajo los principios pedagógicos y didácticos fundamentales, para que se generen aprendizajes profundos, duraderos, significativos y relevantes.



Estas cuestiones comentadas, son asuntos y estrategias sustantivas, para garantizar el derecho a una educación inclusiva, equitativa y con excelencia, en el contexto de la educación a distancia.



Bibliografía:


-Acuerdo 26/12/20 por el que se establecen las orientaciones pedagógicas y los criterios para la evaluación del aprendizaje para la educación preescolar, primaria y secundaria en el periodo de contingencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2 (COVID-19) para el ciclo escolar 2020-2021. (DOF: 28/12/20).

Acuerdo 26_12_20
.pdf
Download PDF • 455KB

-Chacón, Prado Mónica de Jesus. Congruencia del pensamiento complejo de Edgar Morín en la metodología de a educación a distancia. Espiga. Año XIV, No. 30: 75-81, julio-diciembre de 2015.

Congruencia del pensamiento complejo..
.p
Download P • 107KB

180 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page