top of page

El Regreso a Clases Presenciales. Recalculando el Rumbo.


Se aproxima el regreso a clases presenciales en las escuelas de Educación Básica de nuestro país, algunas para cerrar el ciclo escolar 2020-2021 y otras para el inicio del siguiente ciclo 2021-2022, pero ya se de un modo o de otro, en algún momento será necesario volver a la vida escolar que se sustituyó por la escuela en casa, derivada de la pandemia por COVID-19, misma que originó, una estrategia de educación remota de emergencia.


Esta experiencia de vida para todos, que incluye, en el caso de las nuevas generaciones, un modelo de educación distinto, desarrollado a la distancia, conforma un replanteamiento social, que han situado como una nueva normalidad, y que en el caso de la escuela, conlleva a repensar a la educación, tanto en el corto como en el largo plazo.


Hoy se debaten nuevos objetivos a nivel social y educativo, tales como la salud, la seguridad, la resiliencia, las tecnologías, el aprendizaje, etc. que deberán confeccionar un nuevo rumbo mucho más amplio en sentido incluyente y equitativo, muy adaptable a las problemáticas y necesidades presentes y futuras, es decir, a la incertidumbre, y sobre todo, sostenible para ir escalando progresivamente hacia condiciones cada vez más favorables y propicias para cumplir las metas educativas.


Ante el panorama que se espera, para el regreso a las escuelas, siempre habrá que tener en cuenta la siguientes prioridades:


1.- Salud Física.

2.- Salud Emocional.

3.- Aprendizajes.


Por lo que serán importantes las fases que deberán preverse y desarrollarse para atender las prioridades mencionadas, tales como:


A) Los preparativos para el regreso a clases. Prioridad 1 Salud Física.

Este retorno a clases presenciales, que tiene hasta el momento un carácter voluntario, deberá contar con algunas condiciones y prerrequisitos como os siguientes:

  • Consenso de la comunidad escolar (padres, alumnos, docentes, etc.) para un pronto regreso seguro a clases.- La nueva gestión escolar, resalta la relevancia del trabajo colaborativo para atender las problemáticas de la escuela, y en este caso queda asentado de sobremanera, para todas las tareas que habrá que desarrollar en adelante.

  • Reactivación y plan de trabajo del Comité Participativo de Salud Escolar (CPSE).- Organizar las acciones de limpieza y salud previas al regreso a clases (una semana antes) y durante el regreso a clases (filtros de corresponsabilidad Casa-Escuela- Salón).


B) El nuevo funcionamiento de las escuelas. Prioridad 2 y 3 Salud Socioemocional y Aprendizajes.

Hoy más que nunca, el Consejo Técnico Escolar, ha tenido un papel fundamental en las acciones de las escuelas, docentes y directivos, para la realización de la educación a distancia, tanto en los tópicos de la enseñanza (docentes), el aprendizaje (padres y alumnos) y la evaluación, por lo que deberá acordar con su colegiado, el conjunto de acciones necesarias en dichos aspectos:

  • Diagnóstico y acciones para la atención y el desarrollo socioemocional.- El diálogo, la comunicación entre alumnos y la escucha activa de los docentes a la experiencias de vida que tuvieron en casa durante el confinamiento por la pandemia, serán esquemas claves para la detección de afecciones emocionales, que deberá vincularse su atención a los marcos de convivencia escolar, así como a las prácticas de las Áreas del Desarrollo Personal y Social del curriculum (artes, educación física y educación socioemocional), de tal forma, que mediante el juego, la seguridad, confianza, expresión artística, etc, se abone y posibiliten los procesos necesarios para desarrollar resiliencia ante las circunstancias experimentadas.

  • Diagnóstico y acciones para la atención de los aprendizajes.- Además del insumo que puedan proveer las fichas descriptivas, deberá dedicarse, como en años atrás, pero con mayor prolijo, las primeras semanas de asistencia, para valorar la competencia curricular adquirida por los alumnos, donde la individualidad y la atención personalizada tenga más peso en los puntos de arranque de la enseñanza, promoviendo modelos de tutoría entre alumnos para un avance con mayor celeridad, acciones de reforzamiento especifico a las condiciones y características de los mismos, sobre los contenidos particulares a cada caso, como esquema regulatorio para la nivelación de aprendizajes de acuerdo al grado educativo.

C) Confluencia y puntos de encuentro entre la política educativa y las necesidades particulares de los docentes y las escuelas.

Todos estos puntos y temas de encuentro, que presentan un auge formativo y de atención derivado de la pandemia, como son el caso de las tecnologías, la atención socioemocional, la resiliencia y otros, deberán tener como centro a la escuela y a los docentes, para desarrollar propuestas significativas y con sentido para el magisterio, más que solo tendencias que se busquen abarcar desde la cúspide de la administración educativa.

  • Las tecnologías.- Han tenido un auge sustantivo en la educación a distancia y serán un apoyo valioso para los inicios del regreso a clases en los modelos híbridos o mixtos, por lo que es importante su replanteamiento formativo, tanto en los aspectos técnicos sobre el manejo de las mismas, como sobre todo, en el enfoque didáctico y pedagógico para la enseñanza, el aprendizaje y la evaluación de alumnos.

  • La atención socioemocional y el desarrollo de resiliencia en los docentes.- El confinamiento y el trabajo a distancia que no ha podido ser regulado en cuanto a los horarios de atención, así como la enorme complejidad que presenta y que pudiera representar mayor esfuerzo y desgaste que la presencialidad de clases, requiere no sólo el soporte y apoyo emocional, sino ademas condiciones que permitan espacios para la comunicación y la escucha sobre situaciones que les afectaron o afectan, así como los procesos que permitan superarlos (resiliencia).


Esta nueva dinámica que deberán adoptar las escuelas para el regreso a clases presenciales, mediante modelos alternados y mixtos de enseñanza y aprendizaje, suscita tanto dudas como previsiones al respecto, por ejemplo:


-¿Cómo organizar los horarios de atención de los alumnos del grupo, para quienes regresen de forma presencial y los que sigan a distancia?


-¿Cómo regular el trabajo en línea de los docentes para no supeditar el trabajo pedagógico presencial en las escuelas?


¿Cómo eficiente el trabajo pedagógico para atender los rezagos de aprendizajes y dar continuidad al curriculum?


Todos estos cuestionamientos y muchos otros de surgirán, deberán ser atendidos y solucionados, mediante el trabajo colaborativo y comprometido del Consejo Técnico Escolar.


Bibliografía:


-SEP (2021). Estrategia Nacional para el Regreso Seguro a Clases Presenciales en las Escuelas de Educación Básica. Durante el ciclo escolar 2020-2021. México: SEB. https://22ea088d-2c05-4ca5-aede-d526d2165d63.filesusr.com/ugd/8d8e61_d009d76c9c0c49918e3507e2f3d22a86.pdf


-SEP ( ). Guía de orientación para la organización en la reapertura de las escuelas ante COVID-19, SEP-Secretaría de Salud. México: SEB. https://22ea088d-2c05-4ca5-aede-d526d2165d63.filesusr.com/ugd/8d8e61_cef35f69e43a4a92a53db25621c9b7b4.pdf



205 visualizaciones0 comentarios
bottom of page